La segunda parte del Refranero gomellano por María del Carmen Ugarte. 

Refranes del vino y las viñas

En la encuesta a la que hacía referencia en la primera parte,  se incluía un epígrafe específico dedicado a los refranes que tuvieran que ver con el vino y las viñas. Teniendo en cuenta que estábamos en zona vitivinícola, la idea era que probablemente íbamos a encontrar bastantes de estos refranes y más de uno original de la zona, pero la verdad es que fueron menos de los esperados y todos bastante conocidos, como veremos a continuación.

Tampoco se prodigaron esta vez mucho los gomellanos en darnos explicaciones sobre el significado o en qué ocasiones se empleaban, por lo que habré de añadir algo de mi cosecha para que el artículo nos salga con un poco de enjundia.

Empezaremos diciendo que, a agrandes rasgos, los refranes recogidos se pueden dividir en dos grupos:

Los agrícolas o del calendario, que marcan fechas y nos hablan del ciclo de la viña y vino y de las labores en viñas, lagares y bodegas.

Los propios del vino ya elaborado, que nos hablan de sus propiedades, de las comidas que suelen acompañarlo, y de la compañía que suele traer aparejada.

Entremos ahora en estos refranes

Refranes agrícolas y de calendario

Por la Cruz, la viña reluz
Uno de los refranes más populares de la Ribera, aunque no sea exclusivo de ella. Con puntualidad germánica, al llegar la Cruz (3 de mayo), la mayoría de los años las viñas empiezan a echar, y el año que se retrasan es muy habitual oír frases como «ya pasan tantos días de la Cruz y todavía no relucen las viñas».
En este refrán se puede apreciar también una de las características de los refranes, que no no dudan en alterar las formas estándares del español para conservar la rima. Nótese que en un texto normal diríamos reluce, no reluz.
El agua de San Juan quita aceite vino y pan
«Que no habrá una cosecha donde haya llovido. Se usa cuando se va a recoger la recolecta del campo», explicaba uno de los chicos. Otro precisaba que tenía que ser precisamente en esa fecha: «Que como llueva en San Juan que no a últimos de junio estropean la cosecha».
Añadiré yo que este refrán, efectivamente, nos previene de que el exceso de humedad en esas fechas es perjudicial para la viña, sobre todo si se acompaña de calor, ya que favorece la aparición de enfermedades: quita vino. La cosecha de cereal ya está recogida o a punto de ser recogida, por lo que la lluvia no favorece que haya mejores trigos: no da pan.
Refrán sumamente conocido no solo en España, donde puede oírse hasta en Canarias, sino en todo el ámbito mediterráneo, pero quedémonos en la península para ver cómo se dice en bable y en las otras lenguas peninsulares:
  • Bable: L’augua por San Xuan quita vinu ya nun da pan
  • Catalán: Pluges per sant Joan, lleven vi i no donen pa
  • Gallego: Chuvia en San Xoán, tolle o viño e non dá pan
  • Euskera: San Juanetako auriak kentan dei ogi eta ez dei emoiten ardau
Diremos también que algunas formas de este refrán añaden también el aceite a la lista de productos, pero no la sal, como erróneamente transcribió un chico: El agua de San Juan quita aceite, vino y sal es claramente un falso refrán, pues no es sal sino pan la última palabra.
Por San Andrés, el vino nuevo viejo es
«Se usa el 30 de noviembre, significa que se empieza a vender el vino».
Otro refrán igualmente muy conocido y que marca el final de la fermentación, el mosto ya es vino, aunque todavía haya que dejarlo hacerse algún tiempo más.

El vino como bebida

El que vino a Gumiel y no bebió vino, ¿a qué coños vino?
«Gumiel es un pueblo donde hay buen vino, [se utiliza] cuando viene la gente a veranear al pueblo», así se expresaba uno de los chicos acerca de la principal razón para venir a Gumiel.
Lo mismo se dice de otros lugares con buen vino como Jumilla, Bullas, Arganda… porque en origen el refrán era mucho más amplio y no mencionaba ningún lugar en concreto, sino el amplio mundo, el mero hecho de nacer: El que a este mundo vino y no bebió vino, ¿a qué coños vino?
Realmente un auténtico viva al vino.
Bebido con buenos amigos sabe bien cualquier vino
Sin duda uno de los refranes más verdaderos: «que estando en buena compañía da igual lo que se tome».
Reunión de amigos en la peña el Yogur

Reunión de amigos en la peña El Yogur

Bebe el agua a chorros y el vino a sorbos
Uno de los muchos refranes que nos indican que el vino hay que beberlo con moderación, y que el agua y el vino no son incompatibles.
Después del arroz, pescado y tocino, se bebe buen vino
Refrán muy conocido, muy citado por cocineros, que menciona tres alimentos con los que es imprescindible beber vino.
El vino sobrante es para el ayudante
«Se dice con burla que esta práctica es muy común entre los monaguillos». Los que hayan sido monaguillos darán fe de este hecho. Este refrán fue recogido en Andalucía (1878) por Cecilia Bohl de Faber, más conocida como Fernán Caballero.

Finalmente, suponemos que lo que se bebe en el siguiente refrán es más vino que agua, lo que nos permite incluirlo en esta relación:

La tierra de Jauja, donde se come, se bebe, pero no se trabaja
Se dice en tono de burla de aquellos lugares llenos de virtudes.

A mis amigos de la peña El Yogur.