Pedro Ontoria Oquillas nos da a conocer algo más de la historia del pueblo, centrándose esta vez en el Arco de los Mesones y su entorno.

Gumiel de Izán, villa amurallada

El Arco de los Mesones o del Matadero es una de las cinco puertas de acceso a la villa de Gumiel de Izán que tenía la antigua muralla. Por él pasaba el Camino Real de Madrid. Está en el extremo norte de la calle Real y en el extremo sur aún se conserva un trozo de la muralla que rodeaba toda la villa.

Fotografía en tonos ocres de los años 70

Arco de los Mesones 1977

foto en blanco y negro

Puerta de Colladiello. Restos de la muralla en La Tina

Diversos autores nos recuerdan que Gumiel de Izán se encontró cercada de buenas murallas, las cuales estaban ya construidas en 1464 1. Loperráez Corvalán (1788) afirma que en su tiempo «la villa de Gumiel de Izán estava cercada de muy buenas murallas»2. A finales del siglo XVIII el comunicante de Tomás López escribía que «ha estado aún en este siglo cercada de muralla de cinco puertas y una fortaleza que la coronaba de cuyas obras sólo han quedado hoy los cimientos de dicha fortaleza, escombros de las murallas y dos puertas que son las del Mediodía y Norte que forman el Camino Real de Madrid a Burgos».3

Las puertas de la muralla

El traslado romanzado del privilegio de donación y varias franquezas del monasterio de San Pedro de Gumiel de Izán, que trae la obra de Tomás González, aparecen los nombres de las puertas:

… Yo don Fernando….do e otorgo a Dios e a la orden e al abad e al convento del monasterio de San Pedro de Gomiel de Izán en limosna estos vasallos e casas e solares yermos e poblados que aquí dirá dentro en la villa como entran por la puerta de Colladiello los que van e vienen de las Extremaduras a Burgos, la tal derecha Ayuso fasta la puerta de la Poza a la mano derecha, e de la puerta de la Poza la cerca arriba a la cuadra, e dende a la puerta de San Babilés e dende a la torre de Malpica, e dende a la puerta de Palacio, e dende al Oterhuelo, e dende a la puerta de Colladiello a donde se comenzó primero4.

De los restos del recinto amurallado de Gumiel, llave estratégica de la transición de la llanura a la sierra, permanecen en pie los de la puerta del Mediodía o de Colladillo, muy retocados. Son conocidos en la actualidad por los vecinos con el nombre de La Muralla, en La Tina5. El conjunto debió de ser muy fuerte a juzgar por el grosor del muro y el tamaño y perfección de los sillares.

Los demás lienzos y puertas de las murallas han desaparecido. Estas debieron coincidir con el plano actual del pueblo, cuyo punto de unión y más importante era el castillo. Tal vez sean algunas reminiscencias el contrafuerte de la antigua puerta de San Babilés y el contramuro de la vivienda de Celina Arauzo, los Petitos, a la salida de la antigua calle San Miguel, actual calle San Juan.

Arco de los Mesones

En la puerta del Norte o de la Poza, en el lado opuesto, al final de la calle Real, se conserva el Arco del Matadero, denominado también Arco de los Mesones. Da acceso al camino de la Virgen del Río. El Arco del Matadero, de construcción tardía, consiste en una puerta de arco de medio punto a la que flanquean dos pilares unidos por una moldura cóncavo-convexa y en cuyas enjutas hay dos escudos raspados que tal vez fueran los del duque de Osuna, don Pedro Téllez-Girón (1755-1807). Al conjunto lo remata un frontón coronado de pináculos y en donde está la siguiente leyenda:

ESTA OBRA SE HIZO A COSTA DEL DUQUE DE OSSUNA SR. DE ESTA VILLA POR DN. MIGUEL LÓPEZ GIL. AÑO 1786.

Es posible que según declara Inocencio Cadiñanos Bardeci (Arquitectura fortificada en la provincia de Burgos. Excma. Diputación Provincial de Burgos, Burgos 1987 pág. 269), el arco se levantara para garantizar el cobro de ciertos impuestos.

La doble denominación del arco, de los Mesones y del Matadero, hace referencia a situaciones funcionales de los espacios adyacentes al arco. Aquí hubo otrora algún mesón o posada y junto al arco existe el edificio público del antiguo matadero, hoy local de usos múltiples por las asociaciones gomellanas. En la actualidad predomina el nombre del Arco del Matadero, pero, parece ser, que su nombre primigenio fue Arco de los Mesones.

El entorno del arco

En la explanada de la calle estaba otrora el pilón de los Mesones, semejante al de la Tina, que desapareció con el arreglo de las calles, y durante bastantes años se celebró en ella, así como en el patio interior del matadero, la fiesta de la matanza: exhibición tradicional de la matanza del cerdo.

Cartel de la XIX Fiesta de la Matanza, 13 de marzo de 2011

En el lado opuesto al matadero del arco  se ha levantado hasta hace poco una de las casas más antiguas de Gumiel, cuyo revoco de tierra y su inclinación, así como el estar situada su puerta de acceso por debajo del nivel de la calle, le conferían una especial peculiaridad.

casas de adobe y revoco de tierra con ventanucos que se abren al norte

Traseras de las casas que flanqueaban el Arco de los Mesones 1977

delante de la casa, muros de adobe y una pequeña puerta por debajo del nivel de la calle

Delantera de la casa que flanqueaba el Arco de los Mesones 1977

Las viejas fotografías del arco tras la nevada nos dejan también imágenes pintorescas, a la vez que nos permiten constatar otros detalles de la arquitectura popular de la zona.

El Arco del Matadero nevado, puerta norte

El Arco del Matadero deja ver el entramado de la casa adyacente

Calle Real nevada. En la nieve se ven las roderas de un vehículo

La calle Real termina en el Arco de los Mesones o del Matadero

En la parte extramuros del camino de la Virgen, denominado la Pedraja, el cauce del arroyo que recogía las aguas pluviales que bajaban de la Mina, y que desemboca en el Puentevilla, se llenaba de pecina, por lo que había que mondarlo con regularidad. Hoy, tras el arreglo realizado mediante el cual se soterraron las aguas, la Pedraja es un agradable paseo de entrada al pueblo por el lado norte, con algunos plátanos de sombra y bancos para el descanso de los viandantes.

El Arco como icono del pueblo

El Arco de los Mesones ha servido para ilustrar distintas publicaciones del Ayuntamiento, entre ellas la portada del programa de fiestas del 2018, y en su momento el  Viaje a Alemania del Abad del Monasterio Cisterciense de San Pedro de Gumiel de Izán, 1223 (1989).

Este arco es sin lugar a dudas el lugar más fotografiado del pueblo después de la iglesia. No solo los gomellanos, numerosos viajeros dejan numerosos testimonios gráficos de su paso por él en sus páginas y blogs de Internet.

Finalmente se hace obligado recordar que la bodega cooperativa La Asunción de Nuestra Señora también viene utilizando una imagen del arco para la etiqueta de una línea de sus vinos, que comercializa como Arco de Morozán.

Notas

1 Diccionario Geográfico Universal. Tomo IV, Imprenta de José Torner, Barcelona 1831 sub voce Gumiel de Izán: «Esta villa está cercada de antiguas murallas». LAVIGNE, Alfred Germond de: Itinéraire descriptif, historique et artistique de l’Espagne et du Portugal. Paris 1866, Librairiede L. Hachette et Cie, pág. 512: «Gumiel de Izán, petite ville de 1517 hab., encore entourée de vieilles murailles. Les vestiges d’une forteresse sélevent au sommet de l’une des collines sur les quelles la ville est assise [Gumiel de Izán, pequeño pueblo de 1517 hab., está todavía rodeado de viejas murallas. Los vestigios de una fortaleza se elevan en la cima de una de las colinas sobre las que se asienta la villa.]». MIÑANO Y BEDOYA, Sebastián: Diccionario Geográfico-Estadístico de España y Portugal. 11 vols., Madrid 1826-1829. Vide tomo IV pág. 432 sub voce Gumiel de Izán: «Está cercada de murallas que demuestran su antigüedad». VEGAS, Antonio: Diccionario Geográfico Universal. Tomo III, Madrid 1814 pág. 175: «esta villa se halla cercada de murallas que indican su antigüedad». VIVIEN DE SAINT-MARTIN, Louis: Nouveau dictionnaire de géographie universelle. Librairie Hachette et cie, tomo II, Paris 1884 pág. 583.

2 LOPERRÁEZ CORVALÁN, Juan: Descripción histórica del Obispado de Osma. 3 vols. Imprenta Real, Madrid 1788. Tomo II pág. 184.

3 LÓPEZ, Tomás (1730-1802): Diccionario geográfico. Sección de manuscritos de la B. N. de Madrid. Ms. 7296, fol. 230.

4 GONZÁLEZ, Tomás: Colección de privilegios, franquezas, exenciones y fueros, concedidos a varios pueblos y corporaciones de la Corona de Castilla, copiados de orden de S. M. de los Registros del Real Archivo de Simancas. Sirve de continuación a la colección de documentos concernientes a las provincias Vascongadas. Tomo V. De orden del Rey Nuestro Señor. Madrid en la Imprenta Real 1830.

5 LÓPEZ MATA, Teófilo: La provincia de Burgos en la geografía y en la historia. Burgos 1963 pág. 183: «El lugar que estuvo encerrado por un recinto amurallado, del cual se conservan los restos de una de sus puertas, entró en 1426 en el señorío del Conde de Castro por casamiento de doña Beatriz de Avellaneda con don Diego Gómez de Sandoval, Adelantado Mayor de Castilla, pasando posteriormente a la casa de Osuna»; Inventario de protección del patrimonio cultural europeo (IPCE). Dirección General de Bellas Artes, Madrid pág. 36.

Pedro Ontoria Oquillas