Finalizamos la visita a la capilla de la Purísima (actual sacristía) con el estudio del cuadro de la Virgen con los ángeles músicos, que fue expuesto en la edición de  dedicada a la música, La música en la Iglesia de Castilla y León, celebrada en la catedral de Santa María de León (1991),  y en la que también estuvo expuesta la figura del rey David, que se halla en el retablo y de la que hablaremos más adelante.

 

Virgen con los ánges músicos (agosto de 1977)

Virgen con los ángeles músicos (agosto de 1977)

Se trata de un óleo sobre tabla de 100 x 60 cms.

Sorprende dentro de las tablas del Museo gomellano la presencia de esta tabla que claramente no es de pura escuela castellana. Se desconoce la procedencia y no se relaciona con ninguna de las restantes obras que se exponen en el Museo. Su estado de conservación es regular tirando a malo, ya que al faltarle el marco está partida por medio y ello ha levantado algo la pintura.

Representa a la Santísima Virgen acariciándose con el Niño, adornada con los atributos de la Mujer Apocalíptica. Está de pie sobre la creciente lunar, coronada, rodeada por el resplandor del sol, cuya brillante aureola se delimita por un marco de nubes. A los lados hay dos ángeles músicos cuyas túnicas en tonos de oro y de plata se tiñen de reflejos tornasolados, con dos cordófonos para realzar el tema mariano: un laúd y un rabé morisco. A los pies hay un serafín de alas rojas.

Virgen con los ángeles músicos (2014)

Virgen con los ángeles músicos (2014)

El gran esquema oval que ocupa toda la superficie del cuadro, tiene su contrapunto en el eje de la profundidad marcado por el paisaje que se extiende a los pies de la Virgen. Es un paisaje que sugiere un ambiente propio de los Países Bajos. Presenta una costa recortada en torno a unas aguas tranquilas y luminosas en las que navega un barco. En las orillas se distinguen un molino, una casa, y un castillo.

El autor anónimo de esta tabla pudo haberse formado, según Clementina J. Ara Gil, en los medios pictóricos flamencos, en torno al primer cuarto del siglo XVI, cuando los valores renacentistas habían comenzado a asimilarse y a mezclarse con la tradición local, contribuyendo a una dulcificación general de las formas.(1)

 Fotografías de Pedro Ontoria y Pedro Pablo Las Hayas.

Bibliografía

LAS EDADES DEL HOMBRE. La Música en la Iglesia de Castilla y León, Catálogo de las Edades del Hombre de León. Valladolid 1991 págs. 177-179.

ONTORIA OQUILLAS, Pedro: «Notas histórico-artísticas del museo de Gumiel de Izán», Boletín de la Institución Fernán González, nº. 199 (Burgos 1982) pp. 282-284.

Notas

(1) Pedro ONTORIA OQUILLAS: «Notas histórico-artísticas del museo de Gumiel de Izán» en Boletín de la Institución Fernán González nº 199 (Burgos 1982) pp. 289-290 y 304.- Clementina Julia ARA GIL / Rosario ÁLVAREZ, “Ficha 107 Pintura de la Virgen Apocalíptica” en La Música en la Iglesia de Castilla y León, Catálogo de las Edades del Hombre de León. Valladolid 1991 págs. 177-179.

(2) Texto completo sobre la participación de Gumiel de Izán en Las Edades del Hombre de Pedro Ontoria Oquillas.