El llamado Capitel de los centauros es uno de los más valiosos de la colección proveniente del monasterio de San Pedro de Gumiel, que se conserva en la capilla del Rosario.

Fue expuesto en la primera edición de Las Edades del Hombre (Valladolid, 1988) junto a los ya vistos Capitel de los vicios y El ángel y el dragón.

Capitel de los centauros. Pedro Pablo Las Hayas, 2014

Capitel de los centauros

Basándonos en la bibliografía mencionada al pie, resaltamos las principales características de esta interesante pieza de nuestro museo.

De forma troncocónica, destaca por su volumen (equivalente a cuatro tambores) y por la decoración que lo llena, actualmente reducida a tres caras, pero que en su origen debió abarcar las cuatro. Otros elementos que lo hacen destacable es la presencia de la figura humana mezclada con los animales. Dadas sus características, bien pudo pertenecer al claustro del monasterio de San Pedro de Gumiel, y como podemos ver por la foto de Photo-Club de Burgos, que incluimos de forma testimonial, este capitel siempre ha llamado la atención.

Capitel de los centauros, lateral izquierdo. M. C. Ugarte, 2014

Cap. de los centauros, lateral izqdo.

Se apoya sobre cuatro fustes cruzados (o capitel de fuste cuádruple) apareciendo en la cara lateral izquierda un extraño ser (un hombrecillo) con torso y brazos humanos, cola de reptil y cabeza felina, que con una mano sostiene un arco y con la otra se dispone a coger una flecha del carcaj que lleva a la espalda.

Capitel de los centauros, lateral derecho

Capitel de los centauros, lateral derecho

En la cara lateral derecha aparecen dos centauros, de torso y cabeza femeninos, oponiendo sus cuerpos, volviendo sus cabezas y atrapados en una maraña vegetal. Hernando Garrido precisa que resulta curiosa la presencia de dos centauresas amamantando a sus crías, como las talladas en una de las cestas supervivientes del castillo de Frías.

Es muy interesante la cara central o frontal cuyo centro lo ocupa un frondoso árbol de la vida —el hom—, muy ramificado, en torno al que se afrontan dos sirenas sobre las cuales cabalgan dos hombres; uno de ellos viste túnica corta, sujeta con su brazo derecho el cuello de una sirena e intenta con su izquierda clavar una lanza en la boca del ave. El segundo, que enrolla su túnica de cintura para abajo dejando ver su torso desnudo, es mordido por la segunda sirena.

Photo-Club de Burgos

Photo-Club de Burgos

El escultor se muestra muy habilidoso pues consigue una composición simétrica sin respetar rígidamente una simetría exacta: ni los hombres que cabalgan sobre las aves van vestidos igual, ni adoptan la misma actitud, ni las aves les atacan de igual modo, ni éstas colocan sus colas de la misma forma.

Las figuras humanas que aparecen en este capitel presentan unas características bastante naturalistas, destacando la minuciosidad de la que el artista hace gala cuando labra los cabellos, acaracolados o lisos, pero siempre con mechones más bien desordenado, con labra individualizada de pelos. Pulimenta cuidadosamente los rostros, labra detalladamente los ojos, almendrados, poco prominentes y con párpados y realiza los labios de forma carnosa trepanando sus comisuras para lograr una mayor expresividad. Las escenas de combate entre hombres (con túnicas y cabellos acaracolados) y dragones recuerdan otras composiciones similares en la portada de San Miguel de Estella y alguna cesta claustral de Santa María la Real de Aguilar de Campoo.

Con esta entrada damos por terminada desde Gomelia nuestra visita virtual a la capilla del Rosario, pero os invitamos a la visita real, que merece la pena, y a seguirnos en los próximos capítulos.

capiteles en la capilla del Rosario

capiteles en la capilla del Rosario

Fotografías: 1. Pedro Pablo Las Hayas; 2 y 3. M. C. Ugarte; 4. Photo-Club de Burgos; 5. Concha Arias.

Bibliografía.

HERNANDO GARRIDO, José Luis: «Arte y arquitectura en los monasterios cistercienses del territorio burgalés» en El arte gótico en el territorio burgalés. Universidad Popular para la Educación y Cultura de Burgos, Burgos 2006 pp. 119-122.

LAS EDADES DEL HOMBRE. El arte en la iglesia de Castilla y León. Valladolid 1988 pp. 37-38.

ONTORIA OQUILLAS, Pedro: «Notas histórico-artísticas del museo de Gumiel de Izán», Boletín de la Institución Fernán González, nº. 199 (Burgos 1982) pp. 282-284.

—«El capitel de los centauros del Museo gomellano», La Prensa.  Revista Semanal de El Día. Santa Cruz de Tenerife, sábado, 13 de noviembre de 2010, pp. 1-3.

Más información y bibliografía sobre este capitel en Nos Interesa, n.º 113 (15-05-2011), pp. 37-41.

Notas

[1]  El texto completo sobre la participación de Gumiel de Izán en Las Edades del Hombre en el que se basan estos artículos (Pedro Ontoria Oquillas).

[2]  Para obtener una ampliación de las imágenes pulsar sobre ellas.