Presentamos un trabajo conjunto del equipo de Gomelia, sobre fotografías cedidas por Pedro Ontoria. 

En el presente artículo queremos hacer un viaje en el tiempo, y gracias al archivo de Pedro Ontoria Oquillas, que nos ha cedido estas fotografías, ir hasta finales de los años 70 y ver cómo era la plaza y la iglesia en aquella época. Viendo estas fotos, que tienen ese color tan característico, podemos apreciar algunos detalles, que sin duda nos habrán pasado desapercibidos, o sencillamente no hemos conocido.

Empezamos con una foto de la trasera de la iglesia en 1977, todavía estaba el camposantillo cerrado, flanqueado por una alta tapia y una puerta carreteril, que estaba siempre cerrada. La calle estaba sin asfaltar.

Trasera de la iglesia de Gumiel de Izán

En esta segunda fotografía la perspectiva es bien diferente: Vemos la plaza desde lo alto y casi en su total amplitud. Están en pie todavía los edificios que hoy están en ruinas o que conservan solo unos pocos elementos de la parte baja de sus fachadas. Igualmente podemos observar cómo era antiguamente el ayuntamiento y otras casas, que más tarde fueron renovadas o repintadas, dando a la plaza el aspecto que hoy tiene.

No sé cuántos de los que lean esto se acordarán o sabrán que en la casa al lado del ayuntamiento hubo en su momento lo que llamaban el pianillo, o sea, el baile, que estuvo funcionando bastantes años antes de que Juanito, el de la Generosa, abriera el salón de la calle Real.  En los años 70 la casa estaba deshabitada, pero en su planta baja todavía se celebraron algunas bodas. De salón de baile y bodas a oficina bancaria y sala de exposiciones.

Si la arquitectura y la vista de la plaza han cambiado, poco han cambiado en estos años las costumbres de los gomellanos: en el poyo del ayuntamiento, debajo de los árboles, hay un grupo de personas charlando despreocupadamente,  y a la puerta de la casa de doña Julia, al lado de donde hoy está la oficina de la Caja Rural, probablemente un grupo de niños juega. En el atrio se puede ver también como hay un niño en él.

La sombra de la fuente, de la antigua fuente que tenía en el centro un poste muy alto donde se sujetaba una luz, se proyecta desde un lateral sobre el piso irregular de la plaza.

Plaza de Gumiel 12.

Perspectiva desde lo alto de la iglesia

Seguiremos comentando instantáneas sobre la plaza, pero ¿puedes aporta algo más tú, querido lector? Puedes hacerlo en los comentarios.