Me parece buena la idea de esta revista. Los gomellanos repartidos por el mundo necesitamos un medio en el que compartir lo que nos gusta y darnos nuestras raciones de morriña. Yo poco puedo aportar, pero probaré suerte.

El futbolista Briones

Jesús Briones en el Levante

Entre mis recuerdos del pueblo guardo el recorte de un futbolista, Briones, que entonces era joven y todavía conservaba algo de pelo. Acababa de fichar por el Levante y aparecía en las páginas deportivas de la prensa valenciana. Por detrás tengo apuntada una fecha, agosto de 1986. ¡El agua que ha caído sobre los campos de fútbol y sobre todos desde entonces!

Briones, para los que éramos algo más jóvenes que él, era un ídolo equivalente a Juanito, aquel mítico jugador que tras pasar por el Burgos, lo cual le acercaba a casa, llevaba ya muchas temporadas en el Real Madrid, metiendo goles a mogollón, y dando lecciones de buen fútbol. Eran los tiempos del Barça de Shuster en el que también había jugado Cruiff, el holandés que también había pasado por el Levante, el equipo que fichó a Briones.

Si Juanito, Schuster o Cruiff metían goles, Briones también, y además era de mi pueblo y podía verle en las fiestas, a veces un poco enchispado a altas horas, ge ge, porque en las fiestas y en el pueblo era uno más. Ahora que lo pienso podía haberle pedido que me firmara un balón o una foto.

Antes de recalar en el Levante, y marcharse a tierras valencianas por las que sigue, Briones había jugado en la Arandina y en el Compostela. Decían de él los entendidos que era un jugador versátil, que se movía bien en el centro del campo y que gracias a su juego, el Levante, al que por entonces llamaban “el ascensor” porque lo mismo subía que bajaba de categoría, pudo más subir que bajar, porque como él decía, con ilusión puede conseguirse casi todo.

La ilusión y la vida le han devuelto a Gumiel, con algunos kilos de más y algo menos de pelo, donde dirige los destinos de los gomellanos con la misma versatilidad del jugador que fue, y donde seguro que es menos implacable con sus paisanos que lo que fue con los adversarios en el terreno de juego.

Muchos éxitos también para el Volcán.

Pedro González Molero (gomellano por el mundo)