Nacimiento de María. Las Edades del Hombre

María del Carmen Ugarte aprovecha la presencia de Gumiel de Izán, una vez más, en Las Edades del Hombre, para acercarnos una entrañable escena del retablo, el Nacimiento de María.

Gumiel de Izán en Las Edades del Hombre

Durante este verano, la ausencia de uno de las más entrañables escenas de nuestra retablo, la de la parte baja de calle central, habrá llamado la atención de casi todos nosotros.

¿Y ese hueco? ¿Ahí no había algo? ¿Qué ha pasado? ¿Lo están restaurando? ¿No lo habrán robado?

Afortunadamente la escena no ha sufrido ningún percance irreparable, solo se ha ido de viaje a unos cuantos kilómetros, a Carrión de los Condes, a la 25.ª edición de Las Edades del Hombre, dedicada a la luz, Lux.

Nacimiento de María en Las Edades del Hombre

Nacimiento de María en Las Edades del Hombre – Carrión de los Condes (cortesía de @Deigenitrix y Las Edades del Hombre)

La escena se exhibe en la iglesia de Santa María del Camino, en una sección dedicada a la vida de la Virgen, bajo el epígrafe «Tota Pulchra». El nacimiento de la Virgen, que recordemos fue concebida sin pecado original, tenía que estar, lógicamente, presente en esta exaltación de María. Recordemos que en 1476 el papa Sixto IV, mediante la Constitución Cum praeexcelsa aprobó la fiesta de la Concepción el 8 de diciembre. Nueve meses después, el 8 de septiembre, se celebra la Natividad de la Virgen, fecha que nosotros hemos elegido para celebrar la Virgen del Río.

Como se ha hecho en otras ocasiones,  aprovechemos la plataforma que nos brinda Gomelia, para acercarnos de modo monográfico a esta magnífica pieza de nuestro retablo.

Nacimiento de María

Tabla central del retablo en la que se representa el nacimiento de la Virgen

Nacimiento de la Virgen – Iglesia de Santa María (Pablo Las Hayas)

Estamos ante un grupo escultórico, de madera policromada, cuyas dimensiones son 120 x 101 x 24 cm. El sobredorado es el color preponderante, aunque se pueden apreciar otros matices en las carnaciones y en especial en la ropa de los personajes. Fue restaurado en 1998 por Ábside Restauraciones.

Como del resto del retablo, se desconoce su autor, aunque especialistas, como la profesora  Andrés, consideran que su autor, o autores, recibieron la  influencia de Simón de Colonia, artista que dejó una importante huella en la Ribera del Duero. Tampoco descarta la profesora Andrés la posible influencia de Vigarny, de cuya presencia en nuestra iglesia dejó constancia Ontoria Oquillas (2020). 

La realización del retablo está datada a caballo entre los siglos XV y XVI, y pensemos que el protagonismo de María —su Nacimiento, Asunción y Coronación, aparte de otras escenas presentes en el retablo— no pudo ser casual, dado el protagonismo que adquirió la Inmaculada Concepción, de la que nos hemos hecho eco arriba.

No obstante, más allá del motivo religioso, lo que nos está mostrando la escena es la vida doméstica de la alta nobleza y burguesía en los últimos años de la Edad Media, algo muy habitual en el arte pictórico de los siglos XV y XVI. En este caso, estamos ante la alcoba de una gran dama. En la pintura de finales de la Edad Media, especialmente en la de influencia flamenca, es habitual encontrar representadas estas escenas, pero llevarlas a la escultura presentaba una mayor dificultad. Encontrar representada una escena doméstica en un relieve es sin duda un plus.

Yendo al detalle, podemos apreciar tres planos en la escena. En el central, santa Ana,  dama entrada en edad, descansa recostada en una lujosa cama con dosel y columnas decoradas. El mueble ha sido guarnecido con ricas telas bordadas adamascadas, que se aprecian tanto en la parte de arriba, como en el cabecero, como en los faldones. Igualmente la colcha que cubre la cama es lujosa. Santa Ana se nos muestra tocada, y los brazos, con las manos juntas, reposan por encima de la colcha, cubiertos por las mangas de una camisa realizada con delicadas telas.

Detalle del estampado de la colcha

Estampado de la colcha (cortesía de @Deigenitrix y Las Edades del Hombre)

En la parte alta, dos mujeres, igualmente tocadas y lujosamente vestidas, probablemente las parteras, ofrecen bebida y alimento a la parturienta. Estamos, sin duda, ante los momentos inmediatos al parto. En un lateral, y junto a una de las columnas de la cama, san Joaquín asiste al alumbramiento. En esto, aunque en la alta nobleza los partos solían estar rodeados de muchos testigos, podríamos ver un signo de actualidad: el padre asistiendo al nacimiento de su hija.

La Virgen en brazos de su nodriza

Detalle de la Virgen en brazos de su nodriza (cortesía de @Deigenitrix y Las Edades del Hombre)

La niña, la Virgen, aparece ya fajada en brazos de una doncella, sentada en un lujoso taburete a los pies de la cama, plano inferior, mientras una segunda doncella, de rodillas,  calienta una mantilla en el brasero situado entre las dos. Curioso detalle este del brasero, que sin duda era una pieza importante en el mobiliario de la época. Ambas doncellas, que muestran rostros juveniles, visten sencilla pero lujosamente. Sus vestidos de época dejan desnudos sus brazos y muestran escotes cuadrados, que lucen también otras imágenes femeninas del retablo, especialmente las imágenes de la Virgen en la calle central.

En el retablo se realza por su colocación debajo de un doselete dorado y afiligranado, sobre un fondo de azul cobalto intenso, como en el resto de la parte alta del retablo.

Similitudes con el Nacimiento de María de Gil de Siloé

Unos años antes (1483-1486), la escena del Nacimiento de María había sido representada por Gil de Siloé en una relieve dentro del magnífico retablo del Árbol de Jesé para la capilla de Santa Ana de la catedral de Burgos. Aunque los especialistas (Andrés, 2002) han descartado la participación de la escuela de Siloé en la realización del retablo de nuestra iglesia, su influencia sí pudo estar presente, y queremos mostrar las similitudes de su obra a través del Nacimiento de María, obra que fue expuesta en la exposición Las Edades del Hombre en Amberes (1995) .

Burgos - Catedral 039 - Capilla de Santa Ana

Retablo del Árbol de Jesé, capilla de Santa Ana, catedral de Burgos (Wikimedia Commons)

De dimensiones similares, 120 x 90 x 27 cm, es igualmente de madera policromada y dorada, aunque en este caso la escena se amplía para mostrarnos más de lo que sería la alcoba de una dama de la incipiente alta burguesía. Siloé ha esculpido hasta el mínimo detalle, para mostrarnos la vida doméstica, en este caso totalmente femenina, pues son siete mujeres las que componen la escena.

Nacimiento de María de Gil de Siloé

Nacimiento de la Virgen capilla de Santa Ana de la catedral de Burgos (Fundación Las Edades del Hombre)

Distinguimos igualmente en la escena tres planos y uno lateral.  Santa Ana, recostada en la cama, sostiene un libro abierto, curioso detalle, inusual para la época, que resalta la altura intelectual y moral de la madre de la Virgen.

Al pie, una de las doncellas le ofrecen algo de alimento, un pan, mientras la otra sujeta un paño. En un plano más inferior, otras dos doncellas proceden a vestir a la Niña. Al igual que en la escena de nuestra iglesia, nótese el detalle del lujoso brasero entre las dos. En el lateral, una quinta doncella acude solícita, pero permanece en un segundo plano.

Las ropas que visten todas las mujeres de la escena son lujosas,  Siloé nos ha mostrado hasta el collar que luce una de las doncellas, o el trenzado del tocado. Igualmente lujosos son los muebles, así como la ropa de cama. La estancia en la que transcurre la escena es espaciosa, iluminada por altos ventanales con cristales plomados, y en el suelo lujosas y coloridas baldosas puestas en espiga. 

¿Con cuál de las dos escenas nos quedamos?

Sin lugar a dudas, la escena mostrada por Siloé es algo más lujosa, más amplia y más detallista, una obra maestra del artista, pero la de nuestro retablo no se queda atrás, y sin duda la tenemos mucho más cerca para poder apreciar algo de la vida a finales de la Edad Media.

Bibliografía

ANDRÉS GONZÁLEZ, Patricia. (2002): «En torno a la iconografía gótica en la Ribera del Duero: iconografía gomellense a fines del medievo», Biblioteca estudio e investigación, n.º 17, pp. 293-314.

FUNDACIÓN LAS EDADES DEL HOMBRE (1995): Vlaanderen en Castilla y León: op de drempel van Europa: Antwerpen 1995 / Flandes en Castilla y León: en el umbral de Europa.

—(2021): Lux. Burgos. Carrión de los Condes. Sahagún.

ONTORIA OQUILLAS, Pedro (1985): «La iglesia de Santa María de Gumiel de Izán», Boletín de la Institución Fernán González, núm. 205 (Burgos) pp. 67-128.

—(2020): «Huellas de Felipe Vigarny (P V) en Gumiel de Izán», Gomelia. En línea: http://gomelia.net/2020/01/10/huellas-de-felipe-vigarny-p-v-en-gumiel-de-izan/, [consulta: 29-09-2021].

                                                                   María del Carmen Ugarte García

Gomelia: actualización 10-10-2021

Incluimos las fotos de los detalles facilitadas por @Deigenitrix, a la que llamó mucho la atención este cuadro en la exposición y le dedicó un interesante comentario en su cuenta de Twitter.

Del «Standhalazo» al detalle.  A veces es necesario un zum; una mirada menos grandiosa para poder «mirar» a nuestra medida y «ver».  @Las_Edades , en Carrión de los Condes #Palencia muestra un panel del retablo de Gumiel de Izan, #Burgos . Nacimiento de María. Magnífico

Gracias a ella y a Las Edades del Hombre por permitirnos compartirlas.

Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 4.0 Internacional.  En ningún caso Gomelia se hace cargo de las opiniones vertidas por sus autores.

Esta entrada ha sido publicada en Arte, Las Edades del Hombre y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.